jueves, 20 de noviembre de 2008

Algunas técnicas de intervención en Trabajo Social

Muchos estudiantes se acercan y me dicen, “profesora, se lo que esta pasando, ya lo entreviste pero no se como voy a intervenir”. Para aclarar un poco las dudas y dar una guía para un buen proceso de intervención, aquí les presento algo breve sobre las técnicas de intervención.

Modificación ambiental
El/la trabajador/a social conduce su actividad para ocasionar cambios en el ambiente del cliente a través de servicios que traten de satisfacer las necesidades básicas reduciendo sus presiones externas.

Demostración de conducta o ensayo y anticipación de la realidad
El agente de cambio le muestra al sistema cliente con su conducta como puede lograr su meta u objetivo. El cliente a través de esta técnica puede imitar la conducta del trabajador/a social creando su propia forma particular de comportarse.

Discusión lógica
Se ayuda al cliente a percibir y apreciar la realidad, considerando varias alternativas y anticipando cuales podrían ser las consecuencias. De esta forma el sistema cliente puede tomar una determinación al respecto siguiendo su juicio.

Reconocimiento
El trabajador/a social da reconocimiento o aprueba las capacidades, los logros, las necesidades y sentimientos del sistema cliente. Además, puede dejarle saber que existen soluciones al problema, para aliviar los sentimientos de angustia, miedo o impotencia que pueda estar experimentando el cliente.

Algunas modalidades de esta técnica son: dar crédito, afirmación o refuerzo positivo. Cuando hablamos de dar crédito nos referimos a darle crédito al cliente por aquellos indicadores de progreso o fortalezas reflejadas en la acción o pensamiento que sirven de estimulo para su mejoría. Mediante la afirmación, el/la trabajador/a social aprueba o confirma abiertamente las apreciaciones válidas que hace el cliente sobre su conducta, su manera de pensar, sus actitudes sobre su conducta o la de otras personas. Es importante que el/ la trabajador/ social sea cuidadoso y vea si es conveniente expresar su afirmación ante una actitud negativa del cliente, ya que puede ser contraproducente. Con el refuerzo positivo recompensamos los esfuerzos de la persona en cuanto a la solución del problema, ofreciéndole estímulos agradables que aumentan la respuesta deseada.

Establecimiento de límites reales
Cuando el trabajador/a social entiende que el cliente no tiene las fortalezas necesarias para controlar sus impulsos o deseos socialmente censurables, es perjudicial a sí mismo o a otras personas, el/la trabajador/a social le provee un control externo.

En la próxima entrada les estaré brindando otras técnicas de intervención. Espero poder ayudarles un poco más con esta información. Recuerden, pueden compartir sus experiencias y sus técnicas, solo tienen que escribirlas, y ya.

2 comentarios:

apocalipsis301 dijo...

proesora exelente sitio soy estudiante colombiano su punto de vista sobre intervencion es lo mas humano que halla posido leer me perecio hasta romantico la felicito de corazon. HUGO GARCIA

Anónimo dijo...

Hablar de clientes como forma de referirse a los agentes en la intervención quita todo lo "humano" que pueda existir, llamándolo de tal forma se le resta la autonomía de la persona....