viernes, 19 de septiembre de 2008

El historial social

La siguiente es parte de una serie de entradas publicadas con el fin de orientar acerca de cómo completar el historial social.

El historial social es un instrumento administrativo que le ayuda al trabajador/a social a recoger información, registrar datos, realizar impresiones diagnósticas y planificar un tratamiento que conlleve a la solución de una situación-problema.

Hay muchas clases de historiales sociales y su estructura varia de acuerdo al tipo de información que necesita recopilar el/la trabajador/a social de acuerdo al servicio que brinda la agencia u organización para la cual trabaja. No importa cual sea el formato o bosquejo para la escritura del historial social, podemos decir que el mismo se divide en tres partes: identificación del cliente y motivo para referir, ponderación y plan de tratamiento o ayuda.


Examinemos pues la identificación del cliente y el motivo para referir. La identificación del cliente y el motivo para referir incluyen los datos básicos que le ayudan a conocer quién es ese cliente. Su nombre completo, su edad, quién lo refiere (con nombre y título de la persona que refiere), fecha del referido, porqué se refiere y que servicio solicita. No debemos olvidar que dependiendo la agencia u organización donde trabajemos y las políticas por las cuales éstas se rigen, se decide asignarle un código o número de identificación a ese cliente para salvaguardar su identidad.

Por otro lado existen los datos obtenidos de otras fuentes que nos hacen conocer otras perspectivas acerca de nuestro sistema cliente. Por ejemplo, el expediente legal, el informe de notas escolares, el expediente médico, intervenciones de anteriores trabajadores/as sociales, entre otros. Es importante, que luego de haber estudiado los datos obtenidos de otras fuentes se haga un breve resumen con los datos más relevantes en relación al historial de cliente.
Cuando entrevistamos a colaterales también podemos conseguir información adicional pertinente que nos ayude a trabajar con nuestro sistema cliente. Estas pueden ser opiniones de cómo los colaterales ven el problema que presenta el cliente. Los colaterales pueden ser vecinos, compañeros de escuela, de trabajo, entre otros. Toma en consideración siempre que entrevistes a un colateral que aquella información que recojas debe ser pertinente al proceso de ayuda que le vamos a dar al sistema cliente, recuerda no somos detectives somos profesionales de ayuda…

En la próxima entrada volveremos a retomar el tema de la identificación del cliente y el motivo para referir planteando brevemente los datos que se deben obtener cuando se entrevista al cliente y/o se visita al hogar. Recuerda que si tienes algún comentario o duda solo tienes que escribirlo, y ya.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. Me parece que la información que ha colocado sobre el historial social, es sumamente importante para cada uno de nosotros como profesionales. De seguro el historial social es la llave que habre las puertas de la solución para con nuestros participantes.

Att. José A. Ostolaza Pérez

josealbert_27@hotmail.com

Anónimo dijo...

Cuando se refiere a la definicion d escritura de historiales a que se refieren directamente???

Anónimo dijo...

willito_bonilla@hotmail.com

Sorry no puse el email.